Acne

Acné, espinillas, granos, imperfecciones: pequeñas cosas que pueden arruinarte el día

No está solo: alrededor del 85 % de los jóvenes experimentan algún nivel de gravedad del acné. También es común que hombres y mujeres experimenten acné a lo largo de su vida. Puede que el acné no cause problemas de salud importantes, pero un brote definitivamente interrumpe nuestra rutina diaria.

Poros inflamados

Saber cómo se forma el acné le ayudará a desarrollar un plan de tratamiento específico para sus necesidades. Los poros son pequeñas aberturas en la superficie de la piel que contienen un folículo piloso y una glándula sebácea. La glándula sebácea produce sebo (aceite) que fluye hacia la superficie de la piel. El sebo es un componente necesario para la protección de la piel, pero puede volverse excesivo. La sobreproducción de sebo junto con las células muertas de la piel que migran a la superficie pueden obstruir el poro y producir un comedón. Los comedones que quedan debajo de la superficie son puntos blancos y los comedones que suben a la superficie son puntos negros (no negros por la suciedad, sino porque el sebo ha reaccionado con el aire). Si el comedón continúa obstruyendo el poro, se acumulan bacterias, el comedón se inflama y se forma una pústula o un grano. Mantener los poros libres de comedones puede ser un factor clave en la prevención del acné. Otros factores en la prevención del acné son:

  • Limpiar los poros de las bacterias.
  • Normalizar la producción de sebo.
  • Restaurar los niveles de pH de la piel.

La sencilla rutina de cuidado de la piel de tres pasos de Nikua Skin utiliza ingredientes naturales para abordar la prevención y el tratamiento del acné.

Limpiador facial en crema de limón Limpia la piel sin jabón fuerte. Exfoliante de mandarina Exfolia la piel para eliminar los comedones, mientras que el aceite de mandarina actúa como un antiséptico natural para reducir las bacterias. Tónico energizante Restaura los niveles de pH, reduce los poros, limpia profundamente y elimina la suciedad, el sudor y las toxinas de la superficie. Suero facial y loción curativa Rehidrata y restaura los aceites naturales de la piel que se eliminan durante el proceso de limpieza y tonificación.

No existe ningún secreto para mantener la salud de la piel. El acné es la dolencia más común de la piel y se puede prevenir y reducir utilizando una rutina diaria de cuidado de la piel que incluya limpieza, tonificación e hidratación.

Lea más sobre los conceptos básicos del cuidado de la piel .